¡Actívate en familia!

 Dra ED María del Mar Aguirre Salmones / Especialista en obesidad ycomorbilidades – Hospital Ángeles, clínica Londres / Céd Prof: 7876528 /marimar.aguirre83@gmail.com; @marsimarLlegan

Tal vez estas vacaciones podemos cambiar nuestra idea de descanso. Claro que no se trata de volver a la misma rutina que en la escuela o en el trabajo, pero ¿Por qué no aprovechar el tiempo para empezar (o darle continuidad) un ejercicio que agrade?

Cuando vivimos con diabetes constantemente nos dicen: “mejora tus hábitos de vida, come bien, haz ejercicio”. ¿Qué podemos hacer para cambiar?

Recordemos que el ejercicio siempre es positivo y sirve para mejorar nuestros niveles de glucosa (o para prevenir que se suban) porque hace que la insulina trabaje mejor en los tejidos del cuerpo. Además, nos mejora el estado de ánimo, disminuye el riesgo de depresión, ayuda a mantener un peso corporal adecuado, baja los niveles de lípidos en la sangre, mejora la oxigenación del cuerpo, mejora la salud de nuestro corazón, entre muchos otros beneficios.

Es importante resaltar que no necesitamos un gran gimnasio ni equipo especializado para empezar a hacer algo de ejercicio. Podemos ser un ejemplo para nuestros hijos o familiares y así disminuir el riesgo de que desarrollen diabetes.

Fomenta la creatividad, elige un ejercicio que sea divertido para toda la familia, no hay uno que sea mejor que otro, lo que importa es hacerlo con gusto y de manera constante.

Fomenta la creatividad, elige un ejercicio que sea divertido para toda la familia, no hay uno que sea mejor que otro, lo que importa es hacerlo con gusto y de manera constante.

Una buena idea es que se planteen una meta, por ejemplo: “para el final de las vacaciones, caminar 5 vueltas al parque 3 veces a la semana” ó “durante todas las vacaciones, haré ejercicio de lunes a viernes”.

Algunas recomendaciones que puedes seguir para lograr tus objetivos y mantener un adecuado control de tu diabetes son:

– Si se te dificulta salir de casa o acudir a un gimnasio, existen buenos programas de ejercicio que puedes realizar desde la comodidad de tu hogar. Los videos tutoriales son una buena opción, recuerda siempre alinear esta actividad con tu médico y/o Educador en Diabetes.

– Involucrar a la familia en el ejercicio. Cada integrante de la familia puede decir cuál actividad le gusta más y realizar todos esa actividad y al otro día elegir una distinta.

– ¿Qué tal un regalo si logran alcanzar sus metas? Puede ser semanal, como una ida al cine se fue constante al hacer ejercicio (3 o 4 veces en la semana). O unos tenis nuevos si lograron la meta de mejorar los niveles de glucosa con el ejercicio.

Siempre es posible empezar un hábito nuevo que permita mantener sana a toda tu familia y a mejorar los niveles de glucosa.

¿Ya pensaste qué ejercicio realizarás con tu familia?

Referencia:
1. American College of Sports Medicine, A. D. (2010). Joint Position Statement Excercise and Type 2 Diabetes. Medicine & Science in Sports & Exercise, 2282-2303.
Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario