ADOLESCENCIA Y OBESIDAD
Mtra EDC Carolina Cháirez Jiménez / Maestra en Nutriología Aplicada y especialista en obesidad y comorbilidades / Nutrióloga en consulta particular / Céd Prof: 7817626 / caro_chai@hotmail.com
La adolescencia es una etapa en la que se empieza a desarrollar la independencia y se comienzan a construir habilidades que serán para toda la vida, esto representa una gran oportunidad para involucrarse en el cuidado de la salud y formación de hábitos que permitan prevenir las complicaciones propias de esta enfermedad durante la vida adulta.

En esta ocasión hablaremos acerca del impacto que tiene la obesidad en la salud de los adolescentes, conocerás más acerca de qué ocurre en el cuerpo cuando se presenta obesidad en esta etapa de la vida. También descubrirás que aunque es una enfermedad compleja, si se atiende de manera oportuna y profesional, permitirá sentar las bases para una vida más saludable.

Como sabemos la adolescencia es una etapa de transición en la que se pasa de la niñez a la vida adulta; durante este periodo ocurren una serie de cambios fisiológicos que permiten la madurez física, emocional y cognitiva. En el caso de los adolescentes con obesidad hay efectos distintos en niños y niñas, pues mientras en las niñas la obesidad predispone un desarrollo precoz de la pubertad, en los niños se presenta el efecto contrario, ya que hay un retraso en el desarrollo puberal.

El exceso de grasa en el cuerpo ocasiona una serie de problemas de salud que empiezan a manifestarse a edades más jóvenes, dependiendo del grado de obesidad y de otros factores individuales. Las complicaciones más comunes pueden presentarse a nivel endócrino(hormonal), cardiovascular, emocional, digestivo, respiratorio, ortopédico, renal o neurológico.

Como puedes observar estas complicaciones son diversas, ocurren en distinta intensidad en cada individuo y todas ellas disminuyen la calidad de vida de la persona, por ello es importante no ignorarlas y si se presentan tratarlas cuanto antes.

En el contexto de los hábitos de alimentación y salud, durante la adolescencia, los jóvenes empiezan a ser más independientes en cuanto la elección y preparación de sus alimentos; empiezan a separarse de ciertos hábitos familiares y el rol social comienza a tener más peso en sus elecciones (de alimentación, imagen, conducta, etcétera). Algunos jóvenes con obesidad presentan preocupación excesiva por su imagen corporal que los lleva al uso de dietas que pueden poner en riesgo su salud, esta preocupación puede generar ansiedad o depresión y ocasionar la presencia de atracones (ingesta excesiva de alimentos) asociados a este factor.

La obesidad es una enfermedad muy estigmatizada en la que frecuentemente se culpa a la persona y se la responsabiliza por “no cuidar su salud”, pero en realidad la situación va mucho más allá de eso. Recordemos que los adolescentes son especialmente vulnerables, un tratamiento adecuado puede marcar la diferencia entre la presencia de conductas alimentarias de riesgo y una formación de hábitos que permitan construir un estilo de vida saludable.

Si quieres mantenerte saludable y disfrutar de esta etapa tan especial en la vida, te recomiendo vigilar cuatro apectos importantes y te doy algunas recomendaciones para empezar a cuidar de cada una:

  • 1) Alimentación: empieza a hacer elecciones de alimentos con más verduras y colores. Evita el uso de dietas extremas o de productos milagrosos (aunque hayas visto que a alguien más “le funcionó”), pues estas conductas pueden ocasionar un efecto “yoyo” en el peso (subir y bajar constantemente), que tiene muchas consecuencias negativas. Establece un horario para tus snacks y elige opciones bajas en azúcares y grasas (frutas, postres bajos en azúcar, palomitas caseras… etcétera). Disfruta mucho de lo que comes y come con calma
  • 2) Actividad física: busca una actividad que te guste o te de curiosidad aprender (bailar, pilates, yoga, artes marciales, basquetbol, etc.), avanza progresivamente; es decir, de menos a más, iniciar con demasiada intensidad puede ocasionarte dolores, lesiones y desmotivación
  • 3) Emocional: puedes iniciar con actividades de relajación y meditación. Si sientes que tus emociones negativas no te permiten cuidarte o impiden tu bienestar, no dudes en acudir con un profesional de la salud mental 
  • 4) Salud: si vives con obesidad, procura acudir al médico al menos una vez al año, para que evalúe si tienes alguna complicación y recibas tratamiento adecuado

Finalmente, te recuerdo que el tratamiento de la obesidad no sólo se centra en el peso, sino en mejorar tu vida de manera integral, nunca debe ser un castigo o algo que te haga sufrir. La adolescencia es una edad ideal para comenzar un proceso de cambio en el estilo de vida acompañado por profesionales y con el apoyo de toda la familia.

Así que… ¡No esperes más! Te invito a que desde hoy realices pequeñas acciones por tu salud y bienestar.

REFERENCIAS

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario