Amor, amistad y diabetes: 14 de febrero

Lic Gisela Ayala Téllez / Directora Ejecutiva de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. / Vive con Diabetes tipo 1 desde 1991

Además de la avalancha de publicidad, el 14 de febrero puede ser una fecha propicia para festejar a un ser amado o bien para atreverte a salir con alguien.

Y como la diabetes tiene que ver con todos los aspectos de nuestra vida, la celebración del día del amor y la amistad no es la excepción, pero ¡no te asustes! Como en casi todo lo que tiene que ver con nuestra condición la planeación es la clave.

Si tú vives con diabetes no olvides que el reto en esta celebración es grande con paletas, chocolates y merengues que son usuales en oficinas y escuelas. Acepta lo regalos, pero vigila gramos de hidratos de carbono y calorías; comparte con otros seres queridos y guarda algunos de estos dulces para después o para atender un episodio de hipoglucemia (niveles bajos de azúcar en sangre). En estas fiestas quizá cueste un poco más estar pendiente de las mediciones frecuentes de glucosa (azúcar en sangre) y de los horarios de medicamentos o insulina, pero créeme, vale la pena para que nada interrumpa una gran celebración.

Si tu pareja o amigo es quien vive con diabetes, piensa en opciones dulces con menos azúcar que la versión original y recuerda que no todo tiene que girar alrededor de la comida; también puedes sorprender con un libro, tarjeta de regalo o con algún detalle inesperado.

Citas: Decir o no decir

El desafío de salir con alguien por primera vez también tiene que ver con la información que debes dar o recibir sobre diabetes. “Vivo con diabetes” debe formar parte de la primera conversación seguido de algunas medidas de seguridad como qué hacer ante una hipoglucemia. Sea que habrá más citas o que se trata de una única vez, algún intercambio de impresiones al respecto será útil. Consejo: evita que la diabetes sea el centro de toda la conversación, hay miles de temas interesantes en los que hay que ocuparse para conocer a la otra persona.

Relaciones a largo plazo

Como todo en pareja la búsqueda del equilibrio es eterna: qué tanto se debe preguntar o estar callado; cuándo apoyar y cuándo permanecer cerca sin actuar; cómo mostrar amor y cuidado sin intervenir en las decisiones individuales y un largo etcétera.

Como todo en pareja la búsqueda del equilibrio es eterna: qué tanto se debe preguntar o estar callado; cuándo apoyar y cuándo permanecer cerca sin actuar; cómo mostrar amor y cuidado sin intervenir en las decisiones individuales y un largo etcétera.

Supongo que eso es lo que todas las parejas viven, pero aquellas en las uno de los dos tiene diabetes hay que agregar que esas dudas también giran en torno al manejo de la condición que tiene altas y bajas –literalmente- lo que puede generar mucha frustración.

Y, de cuando en cuando, en una baja de glucosa de algo así como 40 mg/dL alguien muy querido tiene la valentía de abrir tu jugo o de contar 4 pastillas de glucosa y esperar, reloj en mano, 15 minutos exactos para volver a medir tus niveles. Eso es amor y lo demás…

Relaciones a largo plazo

Amigos(as)

  • Libro tradicional o electrónico
  • Sesión de zumba, yoga o una actividad que disfruten en conjunto
  • Una plantita para su recámara o casa
  • Artículo de maquillaje como lápiz labial o una cosmetiquera

Parejas

  • Sesión de masaje para dos
  • Cena en casa
  • Concierto o visita a un museo
  • Una bolsa con compartimentos para guardar todo lo necesario para el cuidado de la diabetes (medidor, tiras, lancetas, insulina, jeringas, agujas, pastillas, desinfectante, etcétera)

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario