Cualquier momento es ideal para que realices una pausa y analices si tus hábitos han sido factor o no para alcanzar tus objetivos. Definitivamente esto no es una tarea sencilla y te ayudaremos a identificarlos para trabajar en ellos.

Alimentación y Cantidades

Analiza tu forma de comer, seguramente más de una ocasión excediste del consumo de algunos carbohidratos, pastas, grasas, alimentos procesados, proteínas, entre otros. Lo más recomendable es llevar una dieta balanceada o acudir con algún nutriólogo.

Consumo de Snacks

En cuántas ocasiones abriste más de una bolsa de palomitas, cacahuates, papas, dulces, chocolates, galletas para saciar tu hambre, o darte un gusto, y olvidaste que estos alimentos sólo aportan grasa y calorías a tu cuerpo. Recuerda sustituirlos con alguna fruta o alguna barra energética.

¿Dejaste de comer?

Saltarse comidas no es la solución para bajar más rápido de peso, al contrario, nuestro cuerpo requiere cinco comidas por día, tomando en cuenta que el almuerzo deberá ser el más completo y la cena deberá ser lo más ligera.

¿Dormiste lo necesario?

Tus actividades del día a día te demandaron mucho tiempo de actividad y pocas horas de descanso, es importante dejar descansar nuestro cuerpo siete u ocho horas mínimo, para recuperar energía y obtener un buen rendimiento.

¿Te excediste en bebidas?

Si consumiste bebidas gaseosas, alcohol o vino en altas cantidades recuerda que debes medir este consumo, pero sobre todo no olvides tomar agua diariamente. El agua es un factor vital para nuestra piel y nuestro cuerpo; consume mínimo ocho vasos al día.

Actívate

¿Te has puesto a pensar cuántas horas al día pasas frente a una computadora o sentado en tu escritorio trabajando? Y otras horas más en el tráfico. Planea unas horas para ejercitarte caminando, corriendo, yendo al gimnasio, ya que eso ayudará a que tu cuerpo sea más fuerte, resistente y mejorará tu condición física.

¿Como puedes cambiar tus hábitos?

  • Identifica al menos dos o tres malos hábitos que quieras cambiar.
  • Realiza objetivos específicos, medibles, realistas y con un tiempo determinado.
  • Genera un plan de acción y llévalo a cabo día a día, puedes realizarlo solo o con ayuda de un amigo o un profesional del área.
  • Sé perseverante y comprometido contigo mismo.
  • Mide tus avances y logros. Revisa si tus objetivos se están cumpliendo puntualmente y, de no ser así, revisa tu plan de acción.
  • Celebra tus metas. Es importante reconocer y festejar el cumplimiento de nuestros objetivos ya que forma parte de un esfuerzo y sacrificio, sólo no abuses de ello.

Recuerda que cambiar de hábitos no es una cosa sencilla pues implica cambiar conductas o comportamientos que tenemos, solo es cuestión de identificarlos y tener la disciplina y el compromiso de quererlos cambiar día con día para convertirlos en hábitos buenos y, sobre todo, sé perseverante y paciente para lograr tus metas.

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario