A diferencia de los adultos, los niños tienen estómagos pequeños; hay veces en las que no pueden consumir lo suficiente en las comidas principales para obtener toda la energía que necesitan, por lo tanto, sienten hambre más seguido y es ahí en donde entran las colaciones.

Con la llegada de las vacaciones, los niños suelen consumir más alimentos con un alto contenido calórico, ricos en grasas y azúcares simples; por ello, es mejor tener opciones ricas y saludables para una colación, ya que es importante inculcar y mantener buenos hábitos desde edades tempranas.

Recordemos que una colación es diferente a una comida principal (desayuno, comida y cena), ya que se trata de porciones más pequeñas.

Para realizar una colación saludable, que además sea atractiva para nuestros niños, estos consejos podrán ayudarte

  • Una colación debe de ser variada, evitar que sea repetitiva; por ejemplo, combina grupos de alimentos (cereal, leguminosas, alimentos de origen animal, verduras, frutas) y que sean diferentes los alimentos que utilices de ese grupo.

  • Para tener una mayor aceptación de parte de nuestros niños, debemos hacerlos parte del proceso de preparación de la colación.

  • Hazla atractiva, de buen sabor y divertida; puedes hacer figuras o utilizar colores llamativos con los mismos alimentos.

  • Si vas a transportar tu colación, evita elegir alimentos que puedan echarse a perder fácilmente, sobre todo en esta temporada de calor.

  • Prefiere los alimentos asados, al vapor o al horno, ya que tienen menor cantidad de aceites y grasas.

  • Prepara las aguas en casa y endúlzalas con sustitutos de azúcar.

  • Asegura la higiene en la manipulación de los alimentos.

  • Recuerda que puedes realizar una colación de bajo costo, seleccionando los alimentos de temporada.

Éstas pueden ser algunas opciones de colaciones:

Palitos de zanahoria y agua de limón.

Medio sándwich, bolitas de melón picado. Limonada endulzada con sustitutos de azúcar.

Manzana con pepino y chilito.

Agua de limón endulzada con sustitutos de azúcar.

Una rebanada de pan integral con queso y espinaca.

Palitos de zanahoria con naranja.

Esquite con limón y chilito.

Agua de pepino con manzana verde

Taquito de queso panela, uvas y agua de jamaica.

Palitos de jícama y apio.

Agua de pepino endulzada con sustitutos de azúcar.

No lo olvides! Es importante que toda la familia se involucre en el consumo de las colaciones saludables en estas vacaciones, ya que debemos ser el ejemplo de nuestros niños.

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario