¿Cómo identifico si mi hijo tiene DT1?

Dr. Yahir Arturo Centeno Navarrete / Céd Prof: 10995969 / Endocrinólogo Pediatra – Mérida, Yucatán/ Fb: endocrinologo.merida; drcentenoendocrino@gmail.com

La Diabetes Mellitus tipo 1 es una de las condiciones crónicas mas frecuentes en los(as) niños(as) y se presenta cuando el páncreas deja de producir insulina. La insulina es una hormona necesaria en el cuerpo, pues funciona como “llave” que abre las “puertas” de las células para que pueda entrar la glucosa (energía) en su interior y podamos realizar correctamente todas nuestras actividades del día.

Esta condición se puede desarrollar en cualquier niño(a) o adolescente de cualquier edad, incluidos los bebes y niños pequeños. Muchas veces la Diabetes tipo 1 se desarrolla rápidamente y puede ser peligrosa si no se diagnostica a tiempo.

La forma de presentarse es variable; si los niveles de glucosa persisten altos y no se inicia el tratamiento de forma oportuna empezarán a acumularse en el cuerpo unas sustancias llamadas cuerpos cetónicos, los cuales causarán una complicación que se conoce como cetoacidosis diabética; en esta complicación el niño se sentirá cansado todo el tiempo, con náuseas, vómito y dolor abdominal, también presentará respiración rápida, confusión y por último pérdida de la consciencia. El 70% de los niños presentaran este cuadro al inicio de la condición.

En el resto de los casos el exceso de glucosa en sangre también ocasionará síntomas como: orinar de manera frecuente, sed excesiva, hambre persistente, visión borrosa, fatiga, irritabilidad, pérdida de peso sin causa alguna y disminución en el rendimiento escolar.

Si se sospecha que un niño o adolescente tiene Diabetes tipo 1 debe ser valorado por un endocrinólogo pediatra, pues él es especialista en el diagnóstico y tratamiento de niños o adolescentes que presentan complicaciones en el sistema endocrino, como la diabetes o problemas de crecimiento. Este profesional de la salud llevará el seguimiento e iniciará el tratamiento de forma oportuna con el fin de evitar las complicaciones a corto y largo plazo.

Para lograr el adecuado control de un niño con Diabetes tipo 1 se necesita adoptar hábitos saludables como realizar actividad física de forma regular, hacerse controles de glucosa de forma constante (permitirá saber si se encuentra en rangos adecuados y sobre todo necesita inyectarse insulina) y comer saludablemente. Estas conductas permitirán que el niño se mantenga sano y sin complicaciones derivadas de la condición.

Una vez que un(a) niño(a) presenta Diabetes tipo 1, ésta no desaparece y requiere tratamiento de por vida, el cual si es iniciado a tiempo favorecerá que el niño crezca, se desarrolle y viva plenamente.

Referencias:

1.- Children and Adolescents: Standards of medical care in diabetes – 2019. Diabetes Care 2019;42(1).

2.- ISPAD Clinical Practice Consensus Guidelines 2018. Diabetic ketoacidosis and the hyperglycemic hyperosmolar state.  May 2018.

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario