¿Cuánto cuesta vivir con DT1?

Andrea Rodríguez Novelo / Estudiante de Diseño de Interiores de la Universidad Marista de Mérida – Vive con Diabetes Tipo 1 / IDF Young Leader in Diabetes Trainee 2019 – 2021 – Colaboradora en la Asociación Mexicana de Diabetes en el Sureste, A.C.

Los diagnósticos de Diabetes tipo 1 llegan siempre como una noticia inesperada, nos asusta y nos llena de dudas pues tener una “condición crónica” implica que debemos prepararnos para atenderla el resto de nuestras vidas y nadie nace preparado para eso. En otras palabras, la Diabetes tipo 1 no es como cualquier resfriado pasajero que desaparece al seguir cierto tratamiento médico, es una condición autoinmune en la que el páncreas deja de producir insulina de por vida.

Dicho lo anterior, podemos darnos cuenta de que las personas con DT1 deben adherirse a un tratamiento por el resto de su vida, el cual implica “autodisciplina, compromiso, desafíos, conciencia, empoderamiento, pero también debilidad, emociones encontradas, cansancio” (Martínez, 2018). También se necesita capacidad económica para costear los insumos, pues la Diabetes tipo 1 mal tratada puede generar complicaciones graves en salud.

Un buen tratamiento no sólo implica aplicarse insulina, sino también medir los niveles de glucosa en sangre diariamente, así como los insumos para la aplicación de insulina como  jeringas, plumas o microinfusoras, medidores de glucosa, tiras reactivas, lancetas y punzores para la medición de glucosa.

Ahora bien, para saber qué insumos o dispositivos son los ideales para nosotros, debemos evaluar algunos factores de nuestra vida diaria, como nuestras actividades, comodidad, salud, edad, recomendaciones de nuestro médico y por supuesto los factores económicos.  “En México, el tratamiento básico cuesta entre $6,400 a $10,660 pesos mexicanos al mes y sólo 3 de cada 10 mexicanos ganan más de $10,000 pesos al mes” (Ayala, Gómez, Mondragón, 2020). De esta forma podemos tener una idea de que el ingreso económico nos condiciona a cuál glucómetro o aplicador de insulina podemos tener acceso, así es nuestra realidad.

Como persona que ha vivido 9 años con Diabetes tipo 1, hasta el día de hoy puedo decir lo mucho que me agobia este tema; a la semana, aproximadamente $1,000 pesos de nuestros ingresos familiares se dirigen a pagar mis insumos; al mes esta cifra alcanza los $4,000 pesos; y como resultado anual considerando los costos de mis análisis clínicos, consultas médicas, plumas de insulinas, agujas, tiras reactivas y lancetas suman un total aproximado de $48,000 pesos destinados para el cuidado de mi diabetes, ”El acceso es la posibilidad de conseguir algo que queremos o necesitamos, es una palabra muy poderosa y cuando los que vivimos con diabetes la utilizamos, usualmente nos referimos a la FALTA de acceso a las necesidades básicas de cualquier persona que vive con diabetes” (Ferrer, 2017)

Ya no podemos dejar pasar por desapercibido lo que necesitamos para poder vivir saludablemente, estos insumos no proporcionados y el costo de los mismos no puede seguir saliendo de nuestro bolsillo, no podemos dejar pasar los beneficios de la educación contínua en diabetes, de las mejores insulinas y mejores tecnologías; se trata de nuestros derechos y está en nuestras manos exigir que se cumplan.

Referencias

Ferrer M. (2017) ¿Cómo la falta de acceso afecta el manejo de la diabetes tipo 1? Beyond Type 1. Recuperado de https://normasapa.com/como-citar-referenciar-paginas-web-con-normas-apa/ 

Martínez P. (2018) La importancia de la adherencia al tratamiento en la diabetes. Adherencia & Cronicidad & Pacientes. Recuperado de: https://www.adherencia-cronicidad-pacientes.com/pacientes/la-importancia-de-la-adherencia-al-tratamiento-en-la-diabetes/

Ayala G., Gómez M., Mondragón R. (2020) Type 1 diabetes Advocacy in Mexico. T1International. Recuperado de https://www.t1international.com/blog/2020/03/06/type-1-diabetes-advocacy-mexico/

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario