Si tu médico te recomendó el uso de insulina hay cosas que debes saber para garantizar su cuidado, ¡toma nota!

Las insulinas se conservan a temperaturas ambientales suaves porque contienen conservadores, los cuales mantienen la insulina por un tiempo, pero finalmente dejan de tener efecto. En ese momento, las bacterias pueden empezar a crecer dentro del vial y degradar la proteína (que es la insulina), haciendo que pierda su acción. 

¿Cuáles son los cuidados esenciales que se le deben dar a la insulina? Lo primero que debes saber hacer es la técnica correcta de aplicación de insulina, para ello puedes pedir la asesoría de tu Educador(a) en diabetes. 

Se recomienda guardar la insulina en el refrigerador, a una temperatura entre 4 y 8ºC. No debe estar por debajo de 2ºC, ya que pierde su acción

La insulina nunca debe llegar a congelarse, así que debemos tener cuidado que no toque la placa de la nevera y no guardarla en el congelador 

Administrar la insulina recién sacada del refrigerador puede ser doloroso. Para evitarlo se puede mantener a temperatura ambiente unos minutos antes de aplicarla

No se debe exponer la insulina a luz o calor intensos, como puede suceder cuando se deja en un sitio que le esté dando el sol directamente. Hay que tener cuidado cuando dejamos la insulina en lugares como el coche, escritorio, cerca de la ventana, y evitar que el sol le dé directamente 

La temperatura ambiente a la que se expone la insulina no debe superar los 30ºC. Mientras se mantenga entre los 15 y los 29 no es necesario guardar en el refrigerador los viales o plumas de insulina que estamos utilizando diariamente 

¿Cómo reconocer una insulina que ya no sirve?

  • El primer paso sería revisar la fecha de caducidad, pasada la fecha indicada en el envase de debe desechar
  • El vial o pluma de insulina sirve durante los 28 – 30 días siguientes a su primer uso. Pasado este tiempo deberá ser desechado
  • También se deberá desechar si ha estado a una temperatura ambiente superior a 29º.
  • Examina el frasco detenidamente para asegurarse de que la insulina tenga una apariencia normal antes de absorber la insulina con la jeringa
  • Si usa insulina regular, asegúrese de que no tenga partículas ni un color inusual. Si usa insulina NPH, esté atento a cristales en la insu-lina dentro del frasco, partículas pequeñas o aglomeraciones en la insulina. Si encuentra cualquiera de estos en la insulina, no la use 

Recomendaciones para mantenerla en buen estado durante viajes, paseos y días de fiesta 

Ya sea por exceso de calor o porque debemos salir de casa conservar la insulina en un ambiente óptimo puede ser un reto, para ello podemos guardar las insulinas en un contenedor térmico enfriado con agua helada o envuelta en un paño húmedo para mantenerla fresca. También venden estuches especiales para transportarlas las cuales por lo general contienen un sobre de gel que se puede meter previamente al congelador.

Asegúrate de saber qué hacer en caso de hipoglucemia (bajón de azúcar) o hipergluce-mia (azúcar alta).

La insulina es tu mejor amiga cuando vives con diabetes, a donde sea que vayas deberá ir contigo y debes aprender a cuidarla. 

REFERENCIAS:

Autor: LN EDC José David Aguayo Cardona

Especialista en Obesidad y Comorbilidades  /  Céd Prof: 9643289

Fb: @DavidCardona.Nutricion Ig: nutricion_con_davidcardona; krdona_260691@hotmail.com

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario