Defiéndete de los gastos hormiga”

Lic Yanelli Morales Carrillo / HR Business Account Manager / C.d Prof: 09651603 / LinkedIn: Yanelli Morales Carrillo

Inicia el año y puedes no darte cuenta de los innumerables gastos que avanzan en silencio por todas partes, se trata de los famosos gastos “hormiga», son aquellos que no detectamos inmediatamente, producidos en pequeñas cantidades y que, por incre.ble que parezca, hacen gran daño a tus finanzas.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) tiene datos aterradores al respecto, estimando que los gastos hormiga representan entre 12% y 15% del salario de un mexicano, impidiendo el hábito de ahorrar.

Esto suena lógico porque no se nota el daño cuando compras, por ejemplo, un café o unas papas en la calle, pero  si sumas esos pequeños gastos notarías que el desembolso es impresionante.

Identifica a las «hormigas invisibles»

Lo primero para deshacerte de estos gastos, o al menos controlarlos y librar tus finanzas de esta plaga silenciosa, es aprender a reconocerlos:

  • Son cantidades de dinero que por ser pequeñas, parecen irrelevantes
  • Se repiten constantemente (diario, semanal, mensualmente, etc.)
  • No los contabilizamos, por lo tanto suelen pasar desapercibidos
  • Son totalmente evitables o sustituibles por alternativas más económicas

Algunos ejemplos de gastos hormiga más comunes son:

  • Comprar un café diariamente
  • Chicles y golosinas
  • Cigarrillos y cerveza
  • Propinas
  • Agua embotellada y refrescos

Estas son las típicas «hormigas»; sin embargo, estos gastos van mucho más allá, por ejemplo:

  • Servicios de telecomunicaciones
  • Comisiones bancarias y/o en comercios
  • Intereses de tarjetas de crédito
  • Objetos que duran menos que el plazo de pago en el que se compran
  • Pilas y aparatos que requieren de éstas para funcionar
  • Protecciones y decoraciones para dispositivos móviles
  • Videojuegos y aplicaciones de paga

Fumigando a las hormigas

Ya identificados los gastos “hormiga”, debes sumarlos y calcular cuánto gastas mensualmente. Por ejemplo, imagina que compras un refresco que sólo cuesta $15.00, esto parece irrelevante. Ahora piensa que lo compras diario, entonces el gasto mensual equivale a $450.00 ¿Interesante, no?

Algunos consejos para cuidar tu bolsillo de estos gastos, son:

  • Organiza tus finanzas. Ten claro tu presupuesto y separa los gastos fijos
  • Destina una cantidad fija al ahorro. Crea una lista de compromisos financieros a corto, mediano y largo plazo
  • Cambia tus hábitos de consumo. Así mejorará tu cartera y tú salud
  • Lleva un control escrito. Te facilitará monitorear los pequeños gastos y modificar tu rutina
  • Alíate de la tecnología. Utiliza apps gratuitas para gestionar tus gastos
  • Establece límites de gastos. Identifica si son diarios, semanales o mensuales, evitando sobrepasarlos
  • No caigas en tentaciones. Evita comprar objetos sólo por estar en oferta

Para reducir los gastos “hormiga” no es necesario privarnos de todos aquellos «gustitos», lo importante es identificar cuáles valen la pena, cuáles podríamos reemplazar por una alternativa más económica y eliminar lo que es realmente innecesario.

En sentido figurado, piensa que los gastos son las “hormigas” y el “hormiguero” es tu dinero. Dependerá de ti, si te sientas en el “hormiguero” mientras las “hormigas” te pican o si te deshaces de ellas; aunque lo mejor sería que construyas una “colonia hormiguera” que tú mismo cuides para disfrutar sanamente de tus ingresos.

Referencias:

– https://www.forbes.com.mx/13-gastos-hormiga-invisibles-que-puedes-exterminar/

– https://www.condusef.gob.mx/Revista/index.php/presupuesto-familiar/gastos/588-gasto-hormiga

– https://blog.credifiel.com.mx/gastos-hormiga-mas-comunes

– https://economipedia.com/definiciones/gastos-hormiga.html

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario