Diabetes, insulina y vida social en los adolescentes

Lic ED Diana Novelo Alzina / Young Leader IDF / Vive con diabetes tipo 1 / Céd Prof: 9036229 / novelo.zonanutricion@gmail.com

La insulina es una proteína con función hormonal que, normalmente, es producida por el páncreas y es la encargada de regular los niveles de glucosa de nuestra sangre; haciendo que nuestro organismo funcione en orden, a tiempo y con seguridad.

Afortunadamente, la mayor parte de las personas en el mundo tienen un páncreas que continúa haciendo la función de producir y administrar la insulina desde el interior del cuerpo humano. Sin embargo, las personas que vivimos con algún tipo de diabetes, necesitamos administrárnosla de manera externa (ya sea con inyecciones o con microinfusora de insulina), para tratar de imitar la manera en que el páncreas trabajaría normalmente.

La insulina es la encargada de hacer que los nutrimentos de nuestros alimentos vayan directamente a las células y se utilicen para producir energía, esto nos permite realizar todas nuestras actividades. Por lo contrario, de no ser utilizada, la energía se almacena como reserva para cuando la necesitemos. De acuerdo con nuestro estado de salud y necesidades (tipo de diabetes, alimentación, etc) será el tipo de insulina y la frecuencia con la que debamos suministrárnosla; nuestro médico nos indicará puntualmente cuál es nuestra mejor opción.

Además de tomar decisiones (de acuerdo con su edad) y participar en su tratamiento con responsabilidad y constancia, los niños y adolescentes que viven con diabetes tienen la facilidad de adquirir más fácilmente conocimientos sobre su condición. Esto implica que, si tu tratamiento incluye el uso de insulina, tienes que seguir al pie de la letra las indicaciones de tu profesional de la salud. Si eres uno de los afortunados que cuenta con insulina, úsala.

En el caso de los niños, puedes involucrarlos poco a poco en su propio cuidado, será de gran ayuda y les permitirá sentirse con más confianza en la escuela y en su entorno social. En el caso de los adolescentes, será muy valioso que la familia apoye siempre que sea posible; sin embargo, uno de los mejores regalos será la motivación, el acompañamiento y el acercamiento a las herramientas para el autocuidado. Hacerles saber que confiamos en su capacidad de autocuidado, sin dejar de estar pendientes de ellos, será fundamental para mejorar su autonomía.

Como menciona la Federación Mexicana de Diabetes, A.C., “se trata de permitir y favorecer la participación de la persona que vive con diabetes en la toma de decisiones relacionadas con su diabetes”.

Referencia: http://fmdiabetes.org/valor-del-autocontrol-la-diabetes/

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario