¡Disfruta de la rosca y los tamales sin culpa!

LN EDC Lizette Gutiérrez Arenas / Nutrióloga en consulta particular / Céd Prof: 7724206 / lizettegutierreza@gmail.com

Las fiestas decembrinas han pasado y los viajes, reuniones laborales o familiares están llegando a su fin; con ellas también han quedado atrás muchos deliciosos platillos que se preparan especialmente en estas épocas.

Pero, seguramente te estarás preguntando ¿Será prudente comer tamales y rosca? Aunque nos guste su sabor y sean parte de nuestras tradiciones hay algunos puntos importantes que debemos de tomar en cuenta antes de tomar la decisión de consumirlos.

Sabemos que para manejar la glucosa en sangre a través de la alimentación saludable existen dos recomendaciones básicas: no exceder la cantidad de calorías que nuestro cuerpo necesita y medir la cantidad y el tipo de hidratos de carbono qué consumimos.

Tamales

Los tamales son un alimentos tradicional y son preparados de formas muy diferentes a lo largo de todo el país, pero como ingredientes principales contienen maíz y manteca.

Si realizamos una “radiografía” de los tamales notaremos que son altos en calorías (aproximadamente de 300 a 600 calorías) y contienen entre 40 a 60 gramos de hidratos de carbono; incluir este platillo puede llevarnos a un alto consumo de calorías e hidratos de carbono que pueden provocar aumento de peso y dificultar el manejo de la glucosa.

La manteca es un alimento que se clasifica como grasa animal con alto contenido de grasa saturada, en las recomendaciones generales para una alimentación saludable se sugiere limitar las grasas saturas; el consumo elevado de grasa en una comida puede dificultar el control de los niveles de glucosa, sobre todo en los pacientes con Diabetes tipo 1.

Es importante considerar que no todos los tamales son iguales ni en preparación ni en tamaño, es por eso que resulta difícil poder contar de forma precisa la cantidad de calorías y los gramos de carbohidratos que contienen y eso dificulta tomar decisiones correctas para el control de la glucosa.

Rosca

La rosca es otra de nuestras principales tradiciones y el motivo de convivencia familiar, su principal ingrediente es la harina, considerada un hidrato de carbono, además contiene azúcar y fruta seca que incrementan la cantidad de calorías e hidrato de carbono que contiene este platillo típico.

El tipo y cantidad de ingredientes varía según la preparación de la receta, por lo que se vuelve complicado tomar una decisión sobre el tamaño de porción que se puede elegir. Actualmente se pueden encontrar opciones de rosca sin azúcar; sin embargo, su ingrediente principal continúa siendo la harina, por lo que es importante medir la porción o evitar su consumo, según las recomendaciones individualizadas que le de su nutriólogo.

Otra de las razones para limitar el consumo de estos alimentos es por que generalmente van acompañados de alimentos con azúcar y calorías, como chocolate con leche (con la rosca) o atole/champurrado (con el tamal), mismos que aumentan los niveles de glucosa en la sangre.

Recomendaciones

Los tamales y rosca de reyes son alimentos deliciosos y tradicionales en nuestro país; sus ingredientes, preparación y tamaño pueden ser distintas, por ello resulta difícil dar una recomendación puntual sobre su consumo; platícalo con tu nutriólogo (a), él (ella) te ayudará a saber las porciones adecuadas para consumir estos alimentos en tu plan de alimentación.

Las decisiones deben tomarse según la alimentación de cada persona y deben ir encaminadas a lograr el control de la glucosa; es importante llevar un control individualizado con tu médico endocrinólogo, psicólogo, nutriólogo y educador en diabetes.

Si vives con diabetes, cuídate los 365 días del año; la nutrición, la actividad física y un estilo de vida saludable son parte importante del control de tu condición.

Referencias:

  • http://fmdiabetes.org/la-medida-exacta-porciones-de-alimentos/
  • Sistema Mexicano de alimentos equivalentes
Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario