EJERCICIO Y DIABETES TIPO 1

LN ED Elizabeth Reyes Castillo / Master en Actividad Física y Salud – Vocera de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. / Céd Prof: 5193965 IG; Tw: @nutrierc

El ejercicio físico junto con una alimentación adecuada y tratamiento con insulina en personas que viven con Diabetes tipo 1 tiene como resultado un impacto positivo en su salud.

Disminuye la glucosa sanguínea. Los músculos requieren energía para realizar el movimiento y lo primero que utilizan es el azúcar que se encuentra dentro de los propios músculos llamado glucógeno y también utilizan la reserva de azúcar del hígado (glucógeno hepático). Después del ejercicio esa reserva se tiene que volver a llenar y eso provoca que la glucosa o azúcar de sangre se disminuya.

Aumenta la elasticidad y la fuerza muscular, esto ayuda a prevenir lesiones y el tener mayor cantidad de masa muscular disminuye la resistencia a la insulina.

Ayuda a aumentar el gasto de calorías y así mantener niveles de grasa adecuados. Se ha detectado una mayor frecuencia sobrepeso en población con Diabetes tipo 1, esta tendencia es mayor en niños y adolescentes (mayor incidencia en niñas). Realizar ejercicio puede ayudar a mantener un peso óptimo, fortalecer corazón, arterias y venas disminuyendo considerablemente el riesgo cardiovascular.

Mejora la capacidad respiratoria y estimula la circulación

Aumenta la sensación de bienestar y previene conductas perjudiciales para la salud. El ejercicio mejora la autoconfianza, sensación de bienestar y mejora el funcionamiento intelectual, estos efectos son importantes en los adolescentes, está comprobado que realizar ejercicio físico disminuye depresión, ansiedad y estrés. El pertenecer a un equipo deportivo disminuye el riesgo de que el adolescente caiga en conductas negativas como beber alcohol o fumar.

Recomendaciones para realizar ejercicio físico de una manera segura 

  •  Es importante que el médico conozca la cantidad y tipo de actividad física que se va a realizar para que haga los ajustes pertinentes en la dosis y tipo de insulina. 
  • El nutriólogo debe  agregar las raciones adicionales de hidratos de carbono de acuerdo a la actividad física del niño o adolescente.
  • Medir la glucosa antes de hacer ejercicio, si la glucosa es mayor a 250 mg/dl no es conveniente realizar ejercicio físico hasta tener un mejor control. Si la glucosa es menor a 100 mg/dl es conveniente consumir una ración de hidratos de carbono (15g) antes de iniciar la actividad física. 
  • Medir la glucosa durante la actividad física es importante para prevenir hipo o hiper glucemias. Si la actividad física se prolonga por más de una hora es importante consumir 1 ración de hidratos de carbono (15g) por cada hora de ejercicio físico.
  • Monitorear la glucosa el día de la actividad física antes de dormir y en la madrugada el día de la actividad física nos ayudará a prevenir hipoglucemias, ya que es en la noche cuando más se llenarán las reservas de glucógeno y esta acción puede provocar hipoglucemias nocturnas.

¿Qué actividad física es la más recomendable ?

El único requisito para realizar ejercicio físico es que sea divertido; el abandono será menor si la actividad física es divertida, da autoconfianza y orgullo y no solamente que la elección de la actividad física se enfoque en resultados de salud.

Es importante que un niño o adolescente acumule al menos 180 minutos a la semana por lo menos 3 sesiones de 60 minutos a la semana. La familia es fundamental  en el programa de actividad física, que los papás realicen ejercicio y acompañen a sus hijos a las actividades ayuda a reforzar el cambio de estilo de vida.

El programa de activación física ideal para un niño o adolescente es aquel que incluye ejercicios aeróbicos que son los de baja intensidad y largo tiempo como ejemplo ciclismo, caminata, natación, remo  y ejercicios anaeróbicos que son breves y de alta intensidad (ejercicios de fuerza o velocidad) en donde el organismo requiere de explosividad y fuerza.

Es valido que el niño cambie de deporte o actividad física las veces que quiera ya que es la manera en que conocerá y podrá decidir el más divertido para él. La experiencia social en un niño o adolescente son muy importantes y generan apego, hacer nuevas amistades y convivir con personas de su edad puede ayudar.

Conocer como funciona nuestro organismo durante la actividad física nos ayudará a obtener todos los beneficios del mismo evitando complicaciones y lesiones.

Referencias: 

*M.J Aguilar Cordero et all Revisión Programas de actividad física para reducir sobrepeso y obesidad en niños y adolescentes; revisión sistémica, Nutr Hosp 2014, 30 (4): 727-740 CODEN NUHOEQ.

*Martha Vega Velasco Manrique et all. Adiposidad en niños y adolescentes con diabetes tipo 1: situación actual y controversias. Nutr Hosp. 2014;30 (6):1211-1217 ISSN 0212-1611. CODEN NUHOEQ S.V.R. 318 

*Sara Marquez. Instituto Nacional de Educación Física de León. Beneficios psicológicos de la Actividad Física. Rev. de Psicol Gral y Aplic, 1995, 48 (1), 185-206

*P.Bodad, M.C. et all . Diabetes en la escuela. Percepciones de los niños y adolescentes con diabetes mellitus tipo 1. Av Diabetol. 2008; 24(1); 51-55

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario