Estereotipos Familiares

Respeto, Tolerancia e Inclusión

La vida sigue su marcha, los tiempos cambian y con ello las familias; el número de sus integrantes, el rol y género de los miembros que la conforman. Anteriormente, las familias eran numerosas y el rol de sus miembros estrictamente asignado: el padre era el único proveedor económico y la madre se encargaba de las labores domésticas y el cuidado de los hijos.

Hoy en día, ese modelo se ha diversificado de tal manera que en la actualidad nos encontramos ante la necesidad de incluir en la sociedad a diferentes tipos de familia, de padres del mismo sexo, divorciados, monoparentales (con un solo progenitor y uno o varios hijos), familias extensas, así como en la que existe sólo la pareja sin hijos; las hay también con hijos adoptivos o por reproducción asistida.

Entendamos familia como un grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas, o bien, un conjunto de ascendentes colaterales y afines de un linaje, de acuerdo con la definición de la RAE; en cualquiera que sea el caso del modelo, cabe resaltar que, por igual, tienen los mismos derechos y obligaciones y son de igual manera respetables.

Es importante educarnos en la tolerancia y la apertura hacia estos nuevos arquetipos de familia, con base en el respeto, dejando de lado el prejuicio, la rigidez de pensamiento y el desconocimiento al respecto de esta nueva realidad.

El trabajo educacional con los niños comienza en casa, orientado para la comprensión y el respeto hacia la diversidad familiar y social en la que hoy nos desenvolvemos y, de esta forma, favorecer en que sean mayormente empáticos con otros tipos de familias diferentes a la suya y que también es necesario sean aceptadas por la sociedad.

Finalmente, una familia es aquella en donde se promueven valores, se educa, se disciplina, se ama, se forma a seres responsables, honestos y trabajadores. En nuestras manos está educar y formar personas respetuosas, tolerantes y orgullosas de las familias de donde provengan; sean o no tradicionales. Trabajemos en evitar estereotipos y juicios que llevan a segregar y discriminar a seres humanos, encaminemos a las nuevas generaciones a plantearse que lo más importante en una familia es el amor, el respeto, la comunicación y la sana convivencia entre quienes la conforman.

 

Lic Berenice Tovar Saavedra / Psicóloga / Céd Prof: 5236449 / beretustratovar@gmail.com