Hábitos saludables para prevenir complicaciones
LN ED Susana Yarely Lozoya Valdez / Nutriologa Clinica en Salud Digna Durango Céd Prof: 9408477 / susanaylozoya@gmail.com

Los azucares de los alimentos son nuestra fuente de energía para poder movernos, pensar y realizar todas las tareas diarias. Cada vez que comes el cuerpo convierte los alimentos en glucosa (azúcar) y la envía a la sangre; la insulina es una hormona que nuestro páncreas produce y ayuda a que pase la glucosa de nuestra sangre a las células y así pueda transformarse en energía. Si nuestro cuerpo está sano, este proceso sucede normalmente todos los días dentro de él.

Cuando una persona vive con diabetes se sabe que tiene problemas con la producción de insulina en su cuerpo. La importancia de esta condición de vida radica en la prevención o retraso de las complicaciones que pueden afectar a largo plazo tus ojos, manos y pies, causar problemas dentales, afectar el funcionamiento de tus órganos vitales y mermar tu calidad de vida.

Hay diferentes tipos de diabetes, existe Diabetes tipo 1, Diabetes tipo 2, y Diabetes gestacional (solo ocurre en mujeres embarazadas). Si tu vives con diabetes quiere decir que tu cuerpo no produce insulina o no puedes usar muy bien la que se produce.

¿Que es la Diabetes tipo 1?

Cuando tu doctor te dice que tienes Diabetes tipo 1, significa que tu sistema inmunitario (tus defensas contra sustancias extrañas que identifica como malignas) elimina por error las células beta del páncreas (órgano que produce insulina). Cuando tu propio sistema inmune destruye suficientes células de tu páncreas, éste deja de producir insulina o produce muy poca. Por esta razón es necesario remplazarla, las personas que viven con Diabetes tipo 1 se inyectan la insulina que su cuerpo ya no puede producir. Actualmente no se sabe la causa de Diabetes tipo 1.

Tratamiento multidisciplinario

Tu equipo de profesionales de la salud (médico, nutriologo, endocrinólogo, podólogo, oftalmólogo) debe asegurarse de que te sientas bien diariamente, y de prevenir o retrasar complicaciones a largo plazo. También es importante que conozcas y seas consiente de los beneficios y consecuencias de no asumir las responsabilidades del auto cuidado, algunos de los objetivos son: suministrarse insulina, planear tus comidas (qué, cuánto y cuándo comer), hacer ejercicio, automonitoreo de glucosa, por mencionar algunos.

¿Qué herramientas me ayudan para mantenerme en control?

Actualmente existen diversos dispositivos que permiten obtener un automonitoreo de glucosa en tan solo un click, los teléfonos inteligentes pueden contar con aplicaciones que registren a detalle los cambios en la glucosa en sangre y los dispositivos como la bomba de insulina se han sofisticado cada día más.

Por otra parte, la bomba de insulina es un pequeño dispositivo del tamaño de un teléfono móvil que administra insulina de forma continua. Consta fundamentalmente de dos partes: el infusor de insulina y el catéter de conexión.

El infusor propiamente dicho es una microcomputadora que ha sido programada previamente para suministrar insulina de manera continua las 24 horas del día. Se compone básicamente de una pantalla, una batería, unos botones y un contenedor de insulina (utiliza análogos de insulina de acción rápida).

Como verás existen avances tecnológicos que nos ayudan a mantener con control a las personas que viven con Diabetes tipo 1, se puede vivir con esta condición de vida sin limitaciones.

Es importante que los padres involucren a sus pequeños en las responsabilidades del auto cuidado para forjar así niños(as) y adolescentes autónomos(as). ¡Esto les permitirá tener una vida plena y sin complicaciones en su edad adulta!

Referencias: 

  • Standards of medical care in DIabetes 2020: http://fmdiabetes.org/diabetes-y-su-cuidado-en-ninos/
  • Grupo de trabajo de diabetes de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica. Todo lo que debes saber sobre diabetes en la edad pediátrica. Gobierno de España, Ministerio de Sanidad y Consumo, 2008
  • Sanz, O. La diabetes de mi hijo: manual de apoyo psicológico para padres de niños y adolescentes con diabetes tipo 1.
  • Meléndez, M.Ros; M.C y Bermejo R.S. Diabetes Infantil; guía para padres educadores y adolescentes. Madrid: Pirámide, 1999
Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario