Azúcar en acción

Haciendo Negocio…

Edgar García Márquez

Tiene 47 años de edad y nueve viviendo  con diabetes tipo 2. Estudió Ingeniería en Computación  en la UNAM. Es representante de México en el equipo internacional de atletas DiabeSport.

¡Hola, amigo lector!

¿Sabías que del 23 al 25 de marzo en el World Trade Center de la Ciudad de México se llevará a cabo el XXX Congreso Nacional de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C.? No te lo puedes perder, es un evento en el cual aprendes mucho de la mano de muy buenos especialistas, para más información consulta la página de la FMD: www.fmdiabetes.org  Entrando en materia, voy a compartir contigo una pequeña reflexión sobre el negocio que representa vivir con diabetes. No voy a referirme en términos monetarios o financieros, aunque sabemos que también es un tema que da mucho para charlar. Hoy te voy a escribir sobre la manera en la que debes tener acuerdos, hacer pactos, es decir, hacer negocios para tener una mejor vida con diabetes. Sabemos que para un buen control existen siete pilares fundamentales, en términos generales se trata de cumplir con ciertos requisitos que nos permiten llegar a tener cifras que indican un estado saludable (peso, lípidos, presión arterial y glucosa en rangos); pero, para obtener estos números dependemos de actividades tales como: el monitoreo, el ejercicio, el descanso, la alimentación sana y balanceada, así como de controles médicos.

Pues bien, para que todo lo anterior se cumpla, no queda otra más que negociar. ¿Con quién? Contigo mismo, tú eres el responsable de tu control y de todas las acciones necesarias para lograrlo, ¡Tú mandas!

Te aseguro que en más de una ocasión, cuando ves esas cifras de las que hablo, te sientes un poco cansado o fastidiado porque quizá no son lo que esperabas. Aquí viene la primera negociación: graba en tu mente que eres un ser humano y no un número, un número, el que sea, no te define, hay días buenos y malos, igual sucede con las cifras y no obtener un resultado deseado no hace que todo tu control sea malo, así que sólo tómalo como lo que es, regístralo para un análisis posterior y a seguir en el camino.

También te aseguro que sientes que el día no te da para todas las actividades que debemos desarrollar, sobre todo el tema de ejercicio. Aquí tienes que ser un poco más exigente contigo mismo y darte la oportunidad de probar nuevas actividades (para que descubras una o más que de verdad te guste, disfrutes y por lo tanto no abandones); de igual manera realiza ajustes en las actividades en casa y empleo, siempre tenemos pequeños tiempos muertos que sumados dan muchos minutos, suficientes para que te ejercites, por ejemplo, dejar de ver TV (por muy interesante que esté la programación), reducir la charla con los compañeros de oficina de  banalidades (como el fútbol, por ejemplo); también puedes establecer rutinas de ejercicio en 2 ó 3 sesiones, también cuentan, considéralo. Negocia contigo ir a dormir más temprano para levantarte horas antes para ir a ejercitarte.

Sobre la comida, es muy importante que sepas leer etiquetas y contar carbohidratos para que puedas establecer un intercambio de alimentos adecuado y siempre puedas disfrutar en todo momento lo delicioso que es comer, pero sin alterar tus niveles de glucosa. Tu mismo decide alimentarte correctamente de lunes a viernes, por ejemplo, para que el fin de semana puedas darte un pequeño gusto o bien puedas disfrutar de tus compromisos sociales sin sentimiento de culpa.

Y para terminar con estas negociaciones propias, nunca y por ningún motivo te flageles, ni castigues o insultes a ti mismo. Disfruta en todo momento, si decidiste comer algo: ¡saboréalo!; si decidiste descansar: ¡relájate!; si decidiste no pinchar tus dedos: mantente alerta a las señales de tu cuerpo y regístralo. Todo en perfecta armonía contigo mismo, en pensar, sentir, decir y hacer.

Todo es negociable, para ello, la clave es la educación, ser paciente, constante, así como tener un buen autoconocimiento personal. No engañarnos a nosotros mismos es medular. Vamos haciendo negocio, verás que a la larga te reditúa la inversión en tu salud. Agradezco tu confianza y tiempo de lectura, un gran abrazo, a tus órdenes en eddygame@hotmail.com, en twitter:

Vamos haciendo negocio, verás que a la larga te reditúa la inversión en tu salud. Agradezco tu confianza y tiempo de lectura, un gran abrazo, a tus órdenes en eddygame@hotmail.com, en twitter: @Eddy_IcingRoads Nos seguimos viendo donde siempre… ¡En La Meta!

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario