¡Inicia el año con ejercicio!

Dr Odín Vite Asensio / Especialista en medicína del deporte – Director de Medicina y Ciencias del Deporte en Cruz Azul F.C. / Céd Prof: 7046234 / drodinvite@gmail.com – Tw: @dr_odin_vite

¡¡Es año nuevo!! Momento para reflexionar y planear nuestra vida por los próximos meses. Como personas con diabetes, sabemos que el movimiento es una parte fundamental del tratamiento y que realizar un programa de ejercicio nos ayuda a mantener un mejor control de nuestra glucosa, por lo tanto, es la época ideal para hacer nuestro propósito relacionado al ejercicio, y aquí vienen algunos tips para favorecer el apego a un programa y alcanzar nuestros objetivos.

Estructurar un programa de ejercicio adecuado a las capacidades de cada persona, permitirá lograr una permanencia prolongada y adecuaciones que impacten en la salud, pues es fundamental en el pronóstico a mediano y largo plazo de todas las condiciones crónicas no trasmisibles, como la obesidad, diabetes, colesterol y/o triglicéridos elevados, hipertensión arterial, etc.

Dentro de los beneficios que podemos esperar de un programa de ejercicio en las personas con diabetes están:

  • Mejor control de peso corporal
  • Aumento en el número de calorías quemadas a lo largo del día
  • Mejorar la circulación en brazos y piernas
  • Mejorar la sensibilidad a la insulina y aumentar también la captación de glucosa en las células del cuerpo

Lo anterior se traduce en un mejor control glucémico y menor riesgo de complicaciones en riñones, ojos, corazón, etc.

Para esto tenemos que realizar un programa de ejercicio adecuado a nosotros, a nuestro estilo de vida y a nuestros gustos; por ejemplo, si mis actividades no me permiten desplazarme mucha distancia o mucho tiempo para llegar a un centro en donde pueda realizar ejercicio, puedo adaptar un espacio en casa de al menos 2×2 m (libres de muebles) en donde poder realizar algo de movilidad. También es importante considerar nuestros gustos; si no nos gusta correr, debemos buscar alguna otra actividad como caminar, hacer bicicleta, nadar, bailar y/o hacer un circuito de fuerza, que son opciones también muy favorables para las personas que viven con diabetes.

Una cuestión muy importante dentro de la adopción del programa de ejercicio es establecer metas, necesitamos tener objetivos de ejercicio para irlos cumpliendo. Estas metas deben un reto, pero sin ser inalcanzables, debemos plantearlas en lenguaje positivo; por ejemplo “en 2 semanas voy a poder hacer 20 abdominales seguidas”; nunca hacerlas en negativo, por ejemplo “en 2 semanas ya no voy a ser tan flojo”.

Otra característica de las metas es que deben tener un tiempo límite, como “en 1 mes voy a poder caminar 500 metros sin parar”; aquí viene representada otra característica, deben ser medibles para poder ver el resultado en números, pues al registrar el avance que tenemos podemos esperar mejores resultados en términos del apego al programa y fallar cada vez menos en su realización.

Tener un programa de ejercicio nos va a llevar a querer más siempre y nos impulsará a plantearnos metas más difíciles; esto nos permitirá darnos cuenta de que tenemos un mejor control de nuestra condición y mejor calidad de vida.

Referencia:

El contenido de este artículo es opinión personal del autor.

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario