Azúcar en acción

La dieta adecuada…

Edgar García Márquez

Tiene 47 años de edad y nueve viviendo  con diabetes tipo 2. Estudió Ingeniería en Computación  en la UNAM. Es representante de México en el equipo internacional de atletas DiabeSport.

¡Qué tal amigo lector!

Deseo te encuentres feliz, contento y descansado después de este periodo vacacional de verano que recién concluye. También espero y deseo que no hayas tenido que sacrificar el disfrute a cambio de tener bien controlados tus niveles de glucosa, ya que a veces pareciera que tenemos que realizar grandes sacrificios para lograrlo, pero no es así.

Sabemos que una de las actividades que más disfrutamos los seres humanos es comer, nuestra gastronomía nacional es de las más variadas y sabrosas a nivel mundial así que al pasear por nuestro bello México es una tentación constante probar nuestra comida.

Pues bien, para mantener nuestro control de glucosa en lo que a la alimentación se refiere, tenemos herramientas como el conteo de carbohidratos, la lectura de etiquetas nutrimentales, el intercambio de alimentos y el manejo del índice glucémico. Saber utilizarlas adecuadamente te va a garantizar que disfrutes y al mismo tiempo te mantengas en rangos estables y normales de glucosa.

Usar palabras positivas todo el tiempo tendrá como consecuencia que lo que pensamos para después transmitirlo de manera oral o escrita, se convierta en un pensamiento positivo. Si todo el tiempo usas malas palabras (groserías, insultos, calificativos despectivos y negativos) en realidad sólo estas alimentando a tu mente con historias (reales o ficticias) fatalistas, pesimistas, negativas, faltas de fe y esperanza.

Dile sí a personas, libros, revistas, películas, programas de TV y radio, páginas en internet que nutran a tu cerebro con conocimiento bien sustentado y argumentado, que sean realistas y objetivos.

Sabemos que no todo lo que sucede en el mundo es de color rosa pero tampoco tienes que consumir aquello que cae en el amarillismo, sin un sustento genuino y poco fundamentado.

Si eres alguien que profesa alguna religión o te consideras alguien espiritual, adelante con ello; alimentar el espíritu es el complemento ideal (si eres de los que piensa que somos cuerpo, mente y espíritu), sólo recuerda ser tolerante con los demás, no hay verdades absolutas y todos podemos convivir sin importar nuestros credos.

Si piensas que la alimentación que llevas día con día apegándote a tus controles, horarios, porciones, toma de medicamentos y monitoreo es benéfica, así lo será; el poder de la palabra en la mente es impresionantemente grande y poderoso. Autosugestiónate con una buena dieta de palabras para que junto con tu dieta alimenticia tengas ¡un buen provecho! Agradezco tu confianza y tiempo de lectura. Te envío un gran abrazo, estoy a tus órdenes en eddygame@hotmail.com; en Twitter: @Eddy_IcingRoads

Nos seguimos viendo donde siempre… ¡En La Meta!

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario