¡Menos calorías y más saludable!
LN EDC Héctor Infanzón Talango / Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán / Céd Prof: 10921719 / ng.hectorinfanzon@gmail.com / Tw @hectorinfanzon

¿Sabías que…? Desde el 16 de noviembre de 2010, la UNESCO declaró formalmente a la gastronomía mexicana como patrimonio cultural de la humanidad.

Uno de los motivos principales se debe a que es tan diversa como su geografía, es decir, se adapta al campo y la tierra de cada estado, dando como resultado una amplia variedad de platillos; resaltando los ingredientes de origen mexicano como: el maíz, el chile, el jitomate, la calabaza, el aguacate, entre otros.

¿Los platillos mexicanos “engordan”?

Seguramente has escuchado que cuando alguien está a “dieta”, refiere eliminar ciertos platillos de su alimentación, desde luego, los platillos mexicanos entran en ese rubro, pero… ¿qué tan cierto es que los platillos mexicanos “engordan” por la cantidad de kilocalorías que estos contienen? Definitivamente es un mito, pues no podemos atribuir que cierto platillo o alimento sea el culpable.

Mi recomendación inicial es, acudir con un nutriólogo, el cuál te ayude con la orientación alimentaria, a conocer los diferentes grupos de alimentos que existen y cómo combinarlos de forma efectiva para proporcionarte un beneficio, ya sea que quieras alcanzar un peso saludable o ayudar en el manejo de tu diabetes.

Las calorías del norte al sur en México…

A continuación, te comparto cuales son los platillos mexicanos más populares de norte al sur, y algunos consejos que podrás tomar en cuenta para incluirlos en tu alimentación y cuidar tu salud.

Platillo Calorías Consejo
Huevo a la mexicana 110 cal Incluye las verduras de tu preferencia.
Chilaquiles (1 taza) 270 cal Evita freír los totopos y la salsa.
Enchiladas (2 piezas) 270 cal Evita freír la tortilla, salsa sin crema.
Frijoles puercos (1 taza) 372 cal Limita la porción a ½ taza y acompaña de tostadas horneadas.
Verdura capeada y en salsa (1 pieza) 170 cal Prefiere las verduras al vapor, guisadas o a la mantequilla.
Caldo tlalpeño (1 taza) 52 cal Añade pollo o queso blanco, además de incluir verduras.
Pescado a la veracruzana (1 pieza) 247 cal Completa el platillo con verduras de tu preferencia.
Bistec a la mexicana (1 pieza) 247 cal Completa el platillo con verduras de tu preferencia.
Mole de olla (3/4 taza) 247 cal Usa cortes res o cerdo bajo en grasas.
Cochinita pibil (3/4 taza) 352 cal Elige carne maciza y sin grasa.
Tlacoyos (2 piezas) 332 cal Acompaña con lechuga o verduras y queso fresco, evita usar crema.
Pozole (1 taza) 240 cal Acompaña con suficientes verduras y elige pollo.
Tinga (3/4 taza) 282 cal Evita agregar crema o salsa cátsup en su preparación.
Chicharrón en salsa verde (1/2 taza) 282 cal Respetar la porción sugerida y acompañar de platillos con carnes bajas en grasa (pollo y res).
Flautas de pollo (2 piezas) 332 cal Servir con lechuga y evitar crema.
Machaca (50g) 150 cal Acompañar con salsa y verduras.
Carne asada (200 g) 300 cal Acompañar con salsa y verduras.

El consejo más importante es tomar el dato de las “calorías” como una referencia y no como algo definitivo para saber si comes o no ese platillo. Analiza los ingredientes y como los combinan, así como el método de preparación, con lo cual, podrás hacer una elección inteligente y disfrutar de nuestra gastronomía de forma saludable.

Recuerda siempre estar en contacto con tu equipo de profesionales de la salud y mantener un estilo de vida activo, realizando actividad física constante.

Referencias:
1) Pérez-Lizaur A. et. al. Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes. 4ª. Ed.2014.

2) Iturriaga, J. La Cocina Mexicana, patrimonio cultural de la humanidad
3) Iturriaga J. (2013). La cultura del antojito. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario