No comiences el año con fatiga emocional

Psic Laura Arellano Bonilla / Céd Prof: 10822789 / psicologasocial.lab@gmail.com

D

eja de pensar que es la edad, estos, son los signos y síntomas de lo que hoy se conoce como FATIGA EMOCIONAL:

  •  Sientes que tu sueño ya no es el de antes
  • Nerviosismo
  • Sensación de agotamiento físico y mental
  • Te angustias facilmente
  • Sientes impotencia
  • El dolor muscular es parte de ti
  • De la nada te da diarrea y de pronto hasta nauseas
  • El corazón te palpita que casi se te sale
  • Te da por aislarte como la muñeca fea
  • Tienes que preguntar varias veces las indicaciones
  • Abusas de alguna droga (por ejemplo el tabaco o alcohol)

Tienes que pensar detenidamente y hacer una introspección profunda.

 

¿Qué está sucediendo en mi vida? ¿Cuál es la razón del desgaste físico y emocional que estoy sintiendo? ¿Qué lo origina?

Paulo Coelho decía: “Existen momentos en la vida que la única alternativa, es perder el control”.

Y es que cuando el cansancio se apodera de tu mente, la energía abandona tu cuerpo, provocando una debilidad aparentemente y difícil de eliminar.

¡Una vez reflexionada y encontrada la razón, es tiempo de poner manos a la obra!

Tratar de disminuir el estrés que ha causado este cansancio extremo ahora es tu prioridad.

Recuerda: Estrés y ansiedad están íntimamente ligados a la fatiga emocional.

Checa estos puntos y has un alto en cada uno:

  • Asumir y reconocer. Es decir, buscar la causa y dar solución inmediata. Recuerda que todo problema tiene solución.

  • Poner límites. Descubrir que tan exigente eres contigo mismo, o quizá permites que los demás abusen de ti. Aprende a decir NO.

  • Tomar tiempo. Date un espacio para ti, salir de tu rutina hará que observes cosas que de otra manera pasan desapercibidas.

  • Concentrarte en el presente. Aquí y ahora.   El pasado quedo atrás y no hay nada que hacer ahí; el futuro aÚn no llega, así que solo tienes el “hoy”. Hoy tienes oportunidad de hacer muchas cosas.

  • Sin culpas. Dejar de culparte por situaciones que no salen como lo planeaste. Da una revisada minuciosa y empieza de nuevo. Veras mejores resultados.   

  • Sin aislarse. Las experiencias de otros, en situaciones similares, sirven de aprendizaje y conocimiento para aplicar en las tuyas. Incorpórate, escucha y aprende.

Se sugiere lo siguiente para contrarrestar fatiga crónica:

  • Ejercicio físico. Somos el 70% de agua y, agua que no se mueve, se echa a perder. Razón de sobra para moverte y oxigenarte.

  • Estilo de vida saludable. Comprende todo lo relacionado contigo. Actitud positiva, pensamientos sanos, buen lenguaje, escuchar música que te lleve a un estadio tranquilo y generar ambientes sanos (familia, trabajo, amigos).    

  • Descanso reparador. Ocupa el tiempo para dar oportunidad a tu cuerpo para restaurarse, siete horas de sueño serán suficientes.

  • Meditación. Busca formas de meditar en casa o en el trabajo, la respiración correcta ayudarà a poner tus emociones en equilibrio con tu cuerpo y mente.

 De esta manera, el tema que nos atañe hoy: EMPIEZA EL AÑO SIN FATIGA EMOCIONAL, estará fuera de la lista de propósitos para este año nuevo 2019.

Éstas son sólo algunas sugerencias de apoyo para salir de la fatiga emocional. Además, considera la compañía de un psicólogo, será de gran ayuda y saldrás de tu estadio mas pronto, que si lo haces por cuenta propia y sin guía. Es importante poner atención en este punto.

Si empiezas ahora mismo a reflexionar sobre tu situación personal, darás oportunidad a que los problemas y conflictos emocionales estén resueltos antes de concluir el año.

 

Referencia: Brida, Paulo Coelho

 

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario