No hay pretextos, Haz ejercicio sin gastar mucho
LN Elizabeth Reyes Castillo |Vocera de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. | Twitter e Instagram: @nutrierc

La actividad física, el apego al tratamiento y la alimentación correcta son pilares importantes para el control de la diabetes. De ahí que realizarlo de una manera adecuada ofrezca muchos beneficios para prevenir complicaciones en la salud, pues disminuye el riesgo de desarrollar hipertensión, obesidad, cáncer, enfermedades cardiovasculares o depresión. También mejora el perfil de lípidos, ritmo, tránsito intestinal, fuerza, resistencia, imagen personal y genera buen ánimo y optimismo.

Sin embargo; es importante resaltar las diferencias que hay entre actividad física, ejercicio y deporte.

Actividad física.

Se refiere a todos los movimientos del cuerpo, incluyendo actividades de rutina cotidiana como las tareas del hogar y los desplazamientos.

Ejercicio físico.

Habla de movimientos planificados, organizados y voluntarios para estar en buena forma.

Deporte.

Es actividad física que se rige por reglas con el objetivo de competir.

En la base de la pirámide está la actividad física y la Organización Mundial de la Salud  (OMS)  recomienda practicarla 150 minutos a la semana.

Para cumplir con dicha recomendación no se requiere ningún presupuesto, ¡es gratis! sólo deberás moverte más. Hay opciones como dejar el auto estacionado lo más lejano posible del lugar al que acudes, subir escaleras en lugar de usar el elevador, dar un largo paseo con tu mascota, jugar más con tus hijos, etcétera. La idea principal es que te muevas mucho más durante el día.

El efecto de la actividad física se refleja en tu organismo al tener mayor sensibilidad a la insulina y se mantiene así entre 24 y 72 horas dependiendo de la intensidad y de la duración de la actividad ejecutada. Por ello, es recomendable que no dejes pasar más de dos días consecutivos sin realizarla.

Si lo que quieres es completar la pirámide de la actividad realizando ejercicio físico o deporte tampoco es necesario un presupuesto muy elevado para realizarlo. Puedes lograrlo en tu casa con el apoyo de alguna aplicación, un video o en internet.

Existen rutinas seguras para todas las edades y niveles de condición física. Sólo revisa que la rutina que elijas incluya un calentamiento de ocho a 10 minutos,  acorde con tu nivel de condición física y que en la fase final incluya enfriamiento y estiramientos adecuados.

Recuerda, es conveniente que no te excedas. Podrás alcanzar el nivel que quieras de manera gradual y progresiva. Considera también que hacer ejercicio físico nunca debe doler.   

También ten en cuenta que:

  • Puedes realizar ejercicios de fuerza y resistencia usando botellas de agua, libros, o bandas de resistencia en vez de pesas. Reducirás mucho el gasto económico.

  • Busca recursos en tu comunidad, centro de trabajo, parques o casas de cultura en donde habitualmente contratan personas calificadas para impartir clases.

  • Sal a caminar, trotar o baila con tu pareja o amigos, con ello lograrás mejorar tu salud y tus relaciones personales.

  • Hazlo divertido. Puedes, por ejemplo, realizar ejercicio mientras ves algún programa o serie que te agrade o mientras escuchas tu música favorita.

  • Una buena idea es formar un equipo con vecinos o amigos que quieran activarse tres o cuatro tardes a la semana. Realicen juntos algún deporte como fútbol o básquetbol. En tu comunidad seguramente existen espacios que puedes usar de manera gratuita.

Lo importante es ser creativo y que sigas un plan variado de actividad física; ya sea que lo realices solo o acompañado, será un momento en tu día que te otorgará muchos beneficios a corto y largo plazo.

Recuerda que por cada peso que le inviertas a la actividad física o ejercicio, ahorrarás también y eso lo podrás invertir en tu diabetes.

Otros elementos para vigilar:

Ropa. No es necesario estar a la moda. Elige prendas hechas de telas que te mantengan cómodo y seco. Existen algunas con soluciones antimicrobianas para combatir olores.

Calcetines. En éstos sí hay que invertir un poco. Deben preferentemente ser de secado rápido, que absorban el sudor y eviten las ampollas. Recuerda que debes cuidar tus pies.

Algodón. Evita las prendas de algodón para hacer ejercicio físico pues absorben el sudor y no se secan tan rápido. Incluso, en climas fríos podría enfriarte debido a que permanecerías mojado.

Calzado. Es importante que el día que vayas a comprar tu calzado deportivo camines un poco antes de llegar

a la tienda o que lo adquieras por la tarde, para que tus pies tengan mayor irrigación sanguínea y estén un poco más hinchados. También es recomendable que te los pruebes con el tipo de calcetines que usarás regularmente.

En este último punto si vas a correr cuida que tus tenis tengan buen soporte en el talón y en el arco, y un sistema de amortiguación de impacto; además de que no sea muy pesado.  Si es para entrenar en el gimnasio con aparatos lo ideal es que tenga buen soporte en los tobillos, refuerzo en la punta para proteger los dedos y que suela sea antiderrapante. Si vas a usarlos para practicar algún deporte como básquetbol, fútbol o tenis pídele a tu entrenador que te asesore sobre el mejor tipo de calzado que necesitas.

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario