Dr. Rafael Álvarez Cordero

Fundador y Presidente honorario del Colegio Mexicano de Cirugía para la Obesidad y Enfermedades Metabólicas CMCOEM.

Nosotros los viejos y el azúcar

 

P

ues sí, si estás leyendo estas líneas, estimado amigo, y tienes suficientes años como para tener su credencial del INAPAM, esto que escribo es para ti

Porque como es bien sabido, la Diabetes es una enfermedad que ha aumentado considerablemente en todo el mundo y en particular en México, en donde estimamos que hay más de 10 millones de individuos con Diabetes Mellitus 2.

Y también sabes que aunque la diabetes no tiene curación, en la actualidad un individuo puede vivir plenamente, realizar todos sus proyectos de vida y ser feliz si logra el control adecuado de esta enfermedad.

¿Y qué con nosotros los viejos?

Inevitablemente, los años no pasan en balde, y todos los órganos de nuestro cuerpo, desde el cerebro hasta los pies, tienen cambios, alteraciones, deterioro y nuestro cuerpo se va adaptando año con año, soñar que tenemos la energía y el vigor de los años 20 es un error, por el contrario, debemos descubrir todos los tesoros de experiencia y sabiduría que no teníamos cuando éramos jóvenes.

Yo no sé cuándo apareció la Diabetes en tu vida; si tienes herencia de Diabetes porque tus padres, abuelos o hermanos la han padecido, este es un factor que deberás tomar en cuenta; si por el contrario no hay herencia y la Diabetes apareció recientemente (en los años 50 o más), el panorama puede ser un poco más optimista; como quiera que sea, si ya sabes que tienes esta enfermedad, seguramente ya aprendiste lo que se debe hacer, tanto en alimentación como en actividad física, control del estrés, regularidad al tomar los medicamentos, así como vigilancia periódica del azúcar y demás parámetros químicos, la Hemoglobina Glucosilada y las visitas periódicas al médico, al oftalmólogo, al podiatra, etc.

Debemos reconocer que, a nuestra edad, tenemos más propensión a sufrir también algunas condiciones que son negativas para nuestra salud y nuestra vida: podemos tener hipertensión arterial, colesterol y triglicéridos elevados, caries, dolores reumáticos, dolores neuríticos, incontinencia urinaria, así como temores, insomnio, depresión, ansiedad, etc.

Lo primero que tenemos que hacer, es asumirnos como viejos, lo que no significa que seamos inútiles o incapaces, sino que la suma de los años vividos nos coloca en una situación diferente y gracias a eso podremos tomar las mejores decisiones para nuestra vida y nuestra salud.

Sé que estos consejos ya los conoces, y mucho de lo que señalaré ya lo realizas como parte del control de tu Diabetes, pero lo repetiré porque siempre es importante.

  1.  Conoce tu Diabetes y llévate bien con ella; no luches contra ella comiendo en grandes cantidades o ingiriendo muchos alimentos con azúcar; los “destrampes” y las “comilonas” pueden hacernos mucho daño; tampoco vivas como fraile comiendo verduras cocidas y té; tu nutrióloga te ayudará a comer bien, sabroso y sano.
  2. Conoce tu Diabetes y haz la actividad física que mejor acomode a tu estilo de vida, caminata, trote, bicicleta, natación, etc.; no te “comas” el gimnasio, disfruta cada día.
  3. Conoce tu Diabetes y conoce tus cifras, conoce tus medicamentos y tómalos con precisión
  4. Conoce tu diabetes y cuida tu cuerpo, en especial tu cerebro, tu piel, tus dientes, tu intestino, tus pies, tus uñas.
  5. Toma los medicamentos para otros problemas como hipertensión y alteraciones de los lípidos; si tu médico lo aconseja, toma aspirina en mínimas dosis todos los días
  6. Conoce los peligros de accidente en tu casa, tu oficina, la calle, etc., y evítalos.
  7. Platica con tus familiares y tus amigos a los que les tienes confianza, acerca de tu Diabetes y qué hacer en caso de que haya algún problema de salud.
  8. Comparte tu experiencia y educa a quien tiene esta enfermedad y no está bien informado.

Pero sobre todo, estimado amigo, querida amiga, disfruta plenamente cada día de tu vida, porque la Diabetes nunca deberá ser motivo para que tú sufras, sobre todo en estos tiempos en que tenemos todo lo necesario para poder vivir plenamente nuestra Diabetes.

 

Recuerda que la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. está siempre dispuesta a ayudar, y solo tienes que entrar a fmdiabetes.org y ahí encontrarás respuesta para todas su dudas o preguntas.

(*) Fundador y Presidente Honorario del Colegio Mexicano de Cirugía para la Obesidad y Enfermedades Metabólicas CMCOEM

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario