Obesity Week 2019 

Mtra Ana Elena Hernández Jaime / Gerente de Comunicación y Relaciones Públicas de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. / Céd Prof: 11539386 / comunicacion@fmdiabetes.org

El pasado mes de noviembre, la ciudad de Las Vegas fue sede del Obesity Week 2019. Este evento nos ofreció la posibilidad de entender la obesidad desde otro punto de vista, como lo que es, una enfermedad.

El Dr Sean Wharton, Director de la Clínica Médica Wharton explicó que la obesidad debe tratarse y entenderse como una enfermedad multifactorial cuyo tratamiento debe responder a tres ejes principales:

1. Tratamiento farmacológico y/o cirugía bariátrica en caso de ser requerida por el paciente y sugerida por su médico tratante ayudará a que los pacientes puedan adherirse a una dieta.

2. Tratamiento psicológico (terapia conductual) para que el paciente identifique cuáles son los factores que lo llevan a comer (ansiedad, depresión, estrés, etc) y pueda tratar estos factores de una manera orientada a metas (¿qué quieres lograr?) de manera muy concreta y enfocada a las conductas. También ayudará a que la persona acepte que tiene una tendencia a comer más de lo necesario y pueda empezar a entenderlo para poder tomar decisiones correctas (entrenarse en asertividad).

3. Actividad física adecuada a sus características individuales que no ponga en riesgo otros aspectos de su salud, que el paciente comprenda que aún con obesidad puede hacer ejercicio sin lastimarse. Cuando los pacientes con obesidad encuentran un ejercicio que disfruten y que no les cause malestar comenzarán poco a poco a adherirse a él, porque lo están disfrutando. Cada paciente es diferente y tiene gustos diferentes, es muy importante que el activador físico tome en consideración todos estos factores para lograr que disfrute el ejercicio y genere cambios positivos en su salud.

La psicóloga clínica Verónica Vázquez Velázquez de la Clínica de Obesidad del Instituto de Ciencias Médicas  y Nutrición salvador Zubirán-Cdmx, comenta que hay personas que son muy sensibles a las señales de hambre o por el contrario que tienen muchas dificultad para sentir saciedad (eso puede estar determinado también hormonalmente pero también por el placer que la comida les genera). Por ejemplo, la persona ya está satisfecha, pero le ofrecen un postre o un dulce y se lo come, aunque ya no es hambre lo come porque le genera placer. Está comprobado que los hidratos de carbono (cosas muy azucaradas) generan liberación de serotonina (neurotransmisor asociado al pacer).

Uno de los aspectos a considerar es que en nuestra cultura la comida representa un satisfactor muy importante y está íntimamente relacionada con el cariño; es decir que acostumbramos a demostrar cariño a través de la comida, agasajarnos con comida y este tipo de prácticas no benefician a los pacientes.

Pensamos también que las personas con obesidad son personas flojas, desinteresadas por su salud y estigmatizamos a estos pacientes sin entender que transitan de manera diaria por una batalla para la cual no siempre poseen las herramientas necesarias para defenderse.

Alrededor de la obesidad existen numerosos estigmas sociales y debemos entender que hoy en día representa un grave problema de salud en México, la ENSANUT 2018 dice que el 75% de los mexicanos tenemos sobrepeso u obesidad. Es importante resaltar que estos mexicanos pueden desarrollar complicaciones derivadas de esta enfermedad como colesterol y triglicéridos altos, problemas de rodillas, hipertensión arterial, Diabetes tipo 2, hígado graso, ovario poliquístico (en caso de mujeres), infartos al miocardio entre otras.

Resulta indispensable cuidarse para no enfermarse. Si tienes sobrepeso u obesidad puedes tomar la decisión de tratarte hoy, esta enfermedad es tratable y puedes empezar a notar los cambios positivos en tu salud que tanto necesitas.

¡No esperes más y decide tener una vida más saludable!

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario