VENCE A LA DEPRESIÓN

Dr ED Eder Patiño Rivera / Psiquiatra del Centro de Tratamiento e Investigación de Bulimia, Anorexia y Obesidad (TRIA). / Céd Prof: 5898985 / Fb: Psiquiatra de Enlace Eder Patiño Rivera

La depresión es un trastorno afectivo caracterizado por la presencia de tristeza o irritabilidad acompañadas de anhedonia, que es la incapacidad para sentir placer o disfrutar de aquello que generalmente nos gusta.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Problemas para iniciar o mantener el sueño
  • Falta de energía
  • Dificultad para concentrarse
  • Alteraciones en el apetito que se ven reflejadas en el aumento o pérdida de peso
  • Sensación de intranquilidad o presencia de enlentecimiento
  • Pensamientos de culpa o baja autoestima o autorreproche 
  • Fantasías de muerte o ideación suicida

Todos estos síntomas deben presentarse al menos por 2 semanas consecutivas, la mayor parte del día y pueden causar deterioro en las relaciones interpersonales o en el desempeño laboral o social.

Cuando alguien está deprimido su cuerpo no produce un químico llamado serotonina, esto cambia el funcionamiento cerebral que tiene como consecuencia la aparición de los síntomas antes mencionados.

En diversos estudios se ha encontrado que en las personas que padecen depresión existe una mayor predisposición a presentar diabetes. En las personas que son diagnosticadas con esta condición se puede presentar un duelo que evoluciona a depresión o se pueden presentar síntomas que generalmente se quitan al mes de recibir el diagnóstico.

También hay un tipo de depresión que es causada por el descontrol metabólico, en éste los pacientes generalmente presentan una glucosa muy alta, hemoglobina glucosilada por arriba de 12%, colesterol y triglicéridos muy altos; dicho estado de depresión termina cuando los niveles metabólicos mejoran.

Las personas deprimidas pueden presentar un pobre control de su glucosa porque el cuerpo produce cortisol en exceso, que es una hormona que eleva los niveles de glucosa impidiendo el adecuado funcionamiento de la insulina. Además, una persona deprimida puede tener poca motivación para hacer ejercicio y seguir un plan de alimentación adecuado.
Es importante señalar que decirles a las personas “échale ganas” o “piensa positivo” no sirve para tratar su depresión, deben acudir con un psiquiatra que los valore, diagnostique y en caso de ser necesario les prescriba un tratamiento farmacológico para tratarlos.

Generalmente el tratamiento para depresión, en la mayoría de los casos, consiste en la toma de un medicamento antidepresivo. Este medicamento se toma una vez al día y comienza a actuar aproximadamente de 3 a 6 semanas;  una vez que los síntomas están controlados debe tomarse por 8 meses, posteriormente se retira de manera gradual.

Los antidepresivos casi no tienen efectos colaterales, no requieren receta para surtirlos y actualmente hay genéricos que los hacen muy accesibles a todos. Desafortunadamente existen muchos mitos como “te vas a volver adicto a esos medicamentos”, “nada más te van a tener dopado todo el tiempo” o “son drogas”. Estos mitos evitan que las personas accedan a un tratamiento que beneficiaría en mucho la forma en la que se sienten y que mejoraría además su control de glucosa y su pronostico de padecer diabetes.

Acude con un profesional de salud y recuerda… ¡Infórmate, cuídate y vence a la depresión!
Referencias:

  • Roopa Mehta, Paloma Almeda. Viviendo con diabetes. 2da edición, editorial Alfil, México, 2014. 
  • Israel Lerman. Atención integral del paciente diabético. 4ta edición, editorial Mc Graw Hill, México, 2011.
Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario