¿Cómo afecta a mi Diabetes el Hipotiroidismo? 

El hipotiroidismo es la reducción de la producción de hormonas tiroideas, el cual puede ser ocasionado por una disfunción de la glándula tiroides o de la glándula hipófisis. 

El más común de los dos, es el primario, y de éste el ocasionado por una condición autoinmune que se conoce como tiroiditis de Hashimoto, en donde el sistema inmune no reconoce a la glándula tiroides y la inflama ocasionando disminución en la producción de sus hormonas. 

Con este padecimiento puedes sentirte cansado, ganar peso, sentir frío, tener estreñimiento, piel seca, reflejos lentos, párpados hinchados, voz ronca, caída de cabello, debilidad muscular y calambres, dificultad para concentrarte, sentirte deprimido, tener menstruaciones irregulares e incluso ser causa de infertilidad.

Dentro de los factores de riesgo para desarrollarlo se encuentran factores constitucionales como el sexo femenino en una relación de 5 hasta 10:1, la edad (a mayor edad mayor riesgo), factores genéticos como ciertas variaciones en genes involucrados en la inmunidad; y finalmente factores ambientales como el tabaquismo o el consumo moderado de alcohol (parecieran ser protectores); el exceso de yodo, el déficit de selenio, el déficit de vitamina D, estrés, infecciones por bacterias Yersinia enterocolitica o por virus de la hepatitis C; además de algunos medicamentos como amiodarona, interferón o litio

La prevalencia del hipotiroidismo en Diabetes Mellitus tipo 2 en adultos varía entre un 6% y 20%, en Diabetes Mellitus tipo 1 varía entre un 17% y 30%. La hormona tiroidea está involucrada en el metabolismo de la glucosa; en el caso del hipotiroidismo existe una disminución de la utilización de la glucosa en músculo, tejido graso e hígado; y resistencia a la insulina. Por esto una persona con hipotiroidismo y diabetes es más propenso a presentar hiperglucemias (o elevaciones de glucosa) en ayuno. 

Así mismo el hipotiroidismo ocasiona una disminución en la producción de glucógeno (azúcar formado por varias cadenas de glucosa) a nivel muscular y hepático, así como una disminución en la absorción gastrointestinal de la glucosa, y una disminución en la depuración renal de la insulina. Por lo que también puede ser causa de hipoglucemias (o caídas de glucosa) sobre todo en personas que usan insulina.

El tratamiento del hipotiroidismo consiste generalmente en administrar levotiroxina vía oral en ayuno. La dosis la calculará tu médico endocrinólogo de acuerdo a tu grado de hipotiroidismo y a tu peso. 

Como recomendaciones generales, los pacientes con Diabetes Mellitus tienen un mayor riesgo de presentar hipotiroidismo que la población general. En el caso de tener DT1 el tamizaje deberá ser anual con perfil tiroideo; y en el caso de tener DT2 tu médico te lo indicará si presentas descontrol en tus cifras de glucosa inexplicable por otras causas, si presentas síntomas de hipotiroidismo o si presentas bocio o nódulos (tumores). Si resultas con diagnóstico de hipotiroidismo, al inicio el seguimiento será cada 6 a 8 semanas con perfil tiroideo hasta que logres valores metas, y posteriormente será cada 6 meses a 1 año. 

Recuerda que el trabajo en conjunto con tu equipo de profesionales de la salud es indispensable para el adecuado control de tu condición.

Autora: Dra Roser Montserrat Magriña Mercado 
Médico endocrinóloga en Sector Institucional IMSS y Sector Privado HMG Coyoacán Profesor de Pregrado UNAM e IPN /  Céd Prof: 9715511  /  rosermagrinaendo@gmail.com 
Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario