Las microangiopatías (el daño a los vasos sanguíneos pequeños afecta su capacidad de expandirse (disfunción endotelial) son debidas a un estrechamiento y oclusión de los vasos sanguíneos producidos por el aumento de los niveles de azúcar en sangre, mayor de 180mg/dL. 

En Diabetes tipo 2 estas complicaciones pueden estar presentes al momento del diagnóstico; en Diabetes tipo 1 alrededor de cinco años después del diagnóstico, pero aparecen más frecuentemente entre los 10 y 15 años de evolución en personas mal controladas. Por lo tanto, es fundamental la detección oportuna el buen control de la condición de la presión arterial del sobrepeso, obesidad, las grasas en sangre, entre otros.

Retinopatía:

es la complicación más frecuente, principal causas de ceguera irreversible en población activa (20-64 años) se presenta en 35% de las personas con diabetes.

Nefropatía:

80% de las nefropatías terminales requieren diálisis, causada por la diabetes mal controlada, la hipertensión arterial o una combinación de ambas

Neuropatía:

25% de las personas la tienen, afecta los nervios distales de las extremidades en particular de los pies, facilitando las úlceras y un “pie diabético”, el 25% lo desarrollan en algún momento de su vida

¿Cómo identificarlos?

Debemos sospechar que se tienen (por el tiempo de evolución de la diabetes o no haber tenido un control adecuado de la glucosa por mucho tiempo) cuando se nota la disminución de la agudeza visual progresiva, hinchazón de tobillos, descontrol de la presión arterial y percepción de una orina espumosa, así como disminución (e inclusive perdida) de la sensibilidad en los pies (a la presión, a la temperatura) o bien a la presencia de alguna lesión de piel (ulcera).
Un control estricto de la diabetes ha demostrado una disminución evolutiva a retinopatía del 76% y aproximadamente de 60% a nefropatía y neuropatía. Se ha demostrado que un buen control de la diabetes y la disminución de los factores de riesgo ya mencionados, son parte importante para la prevención satisfactoria y, así retardar la aparición o disminución de estas complicaciones microvasculares.

¿A quién debo acudir para para evitar o retrasar la aparición de estas complicaciones?

Debes solicitar en forma oportuna la atención de un médico de primer contacto, iniciará un estudio integral y podrá determinar cuál es el estado clínico de tu diabetes. Si encuentra datos que demuestren algún daño vascular, deberá orientarte para que acudas a un médico especialista.
  • Oftalmólogo: estudia tu fondo de ojo (FO) y determina si tienes alguna alteración en los vasos de la retina y su grado de evolución. Es necesario al inicio de tu diabetes realizarte un FO y posteriormente, el especialista te dirá cada cuando debes de repetirlo
  • Nefrólogo: sobre todo cuando el daño renal ha disminuido a menos del 60% de su función normal
  • Neurólogo: determinara si existe o no algún grado de daño de tus nervios periféricos
ojo

Recomendaciones:

  • Mantener tu diabetes siempre bien controlada
  • Mejorar tu estilo de vida
  • Alimentación saludable
  • Realizar ejercicio
  • Suspender el consumo de tabaco
  • Seguir el tratamiento médico
  • Revisión diaria de tus pies

¡Recuerda siempre estar en contacto con tu equipo de profesionales de la salud!

Dr EDC Josafat E. Camacho Arellano / Presidente Médico de la Federación Mexicana de Diabeetes, A.C. / Especialista en Medicina Interna / Ced. Prof. 337244 / Tel: 55 5912-6316; consultorio: Av. Rio Mixcoac 44-2º piso, San José Insurgentes, CDMX 

 Referencias:

  • Revista Venezolana de Endocrinología y Metabolismo. Vol.10, supl 1, Mérida Oct. 2012
  • Atlas de la Diabetes de la IDF, novena edición 2019, pag. 82-86
  • C. Ochoa, M Madero & A. González. Manual práctico del manejo de la diabetes mellitus y sus comorbilidades, pag. 291-327 Editorial Alfil.