La hipoglucemia es una cantidad baja de glucosa (azúcar) en la sangre. Cuando las personas viven con diabetes se considera que a partir de 70mg/dL hay hipoglucemia. 

La hipoglucemia tiene importancia porque cuando se toman medicamentos que bajan la glucosa en la sangre, como insulina o glibenclamida, no se puede saber si la concentración de la glucosa seguirá bajando si no se toma una acción.
La glucosa es una molécula tan importante para el cerebro como el oxígeno, sin glucosa, las células del cerebro sufren y mueren; entre más tiempo pase una persona sin suficiente glucosa, más daño hay en el cerebro. El resto del cuerpo responde a la hipoglucemia fabricando glucosa a partir del músculo, por lo que la mayoría de las veces después de una hipoglucemia puede observarse una glucosa elevada (hiperglucemia). Pero si la persona tiene insulina aún circulando, la glucosa no elevará ni siquiera cuando el cuerpo haga este esfuerzo.
Cuando los niveles de glucosa son menores de 54mg/dL, se considera que la hipoglucemia es significativa, es decir, que aunque la persona no haya tenido síntomas, pudo haber ocasionado lesiones en su cerebro.

¿Cómo identificarla? 

Lo primero es conocer situaciones que pueden provocar una hipoglucemia en personas que viven con diabetes: 
  • Hacer ejercicio
  • Aplicarse erróneamente más insulina
  • Comer menos de lo que le corresponde a la insulina que se aplicó
  • Si durante el día se presentó una hipoglucemia, también hay peligro de
    hipoglucemia en las noches
Los síntomas de una glucosa baja o hipoglucemia, incluyen temblor, ansiedad, sudoración fría, cambios repentinos de humor. Si la glucosa es muy baja, se puede perder la consciencia, e incluso convulsionar.
Cuando alguien que vive con diabetes ha perdido el conocimiento, necesita ayuda para revertir una hipoglucemia. El manejo de la hipoglucemia incluye el uso de glucagón y consumir glucosa. Si se ha convulsionado, además debe ser llevado a urgencias.

Cómo tratar oportunamente un episodio de hipoglucemia

Si la hipoglucemia se presenta frecuentemente, la personas pueden dejar de sentir los síntomas de hipoglucemia y darse cuenta hasta que se pierde la consciencia. Para evitar esto, hay que tomar en cuenta la brújula de hipoglucemia:

 N (norte) no esperes: 

en cuanto percibas síntomas de hipoglucemia actúa y mide la glucosa, si es menor de 70mg/dL, consume 15 gramos de hidratos de carbono; mide tu glucosa otra vez a los 15 minutos, si sigue baja consume otros 15 gramos. Si la glucosa que midas es igual o menor de 54mg/dL, consume de una vez 30 gramos de hidratos de carbono

E (este)especiales:

reconoce situaciones especiales que pueden provocar que la glucosa se baje, como pasar mucho tiempo estudiando o haciendo ejercicio, haberte aplicado más insulina de la que te corresponde, comer menos de lo habitual para tu dosis de insulina, o haber tenido una hipoglucemia durante el día que te pone en riesgo de hipoglucemia en la madrugada

S (sur) sútil:

los síntomas de la glucosa baja pueden ser muy leves, quizá nadie más que tú los notes, hazles caso siempre, para no perderlos y aplica la N (no esperes)

O (oeste) circular como la luna:

en las madrugadas hay más peligro de que no notemos las hipoglucemias porque estamos dormidos, lo ideal es siempre revisar la glucosa en la madrugada si usamos insulina o si presentamos hipoglucemias durante el día
Si nosotros somos los cuidadores de una persona que vive con diabetes, hay que aplicar la misma herramienta. Cuidar los síntomas sutiles de hipoglucemia es indispensable para atenderla oportunamente.
La mayor preocupación es perder el conocimiento o convulsionar, así que es muy importante estar atentos a la glucosa en la sangre y actuar oportunamente. Si notamos que frecuentemente en el mismo horario presentamos glucosas bajas, debemos acudir con nuestro equipo de atención para ajustar la dosis de insulina.
Si a menudo hay hipoglucemias en la madrugada, se debe también de hacer un ajuste en las dosis de insulina. Si son frecuentes o incontrolables debemos buscar con nuestros médicos otras causas de glucosa baja además del uso de insulina.
Autora: Dra. Abril Arellano Llamas / Endocrinóloga pediatra en el Centro Médico Nacional “La Raza”,CDMX / Céd Prof: 8404310

Referencias:
Nathan DM, DCCT/EDIC Research Group. The diabetes control and complications trial/epidemiology of diabetes interventions and complications study at 30 years: overview. Diabetes Care. 2014;37(1):9–16.

Acharjee S, Ghosh B, Al-Dhubiab BE, Nair AB. Understanding type 1 diabetes: etiology and models. Can J Diabetes. 2013 Aug;37(4):269–76.