Tengo diabetes…
¿Por dónde empiezo?

 Autora: MNA EDC Mariane Gabriela Lugo Rodríguez / Especialista en Obesidad y Comorbilidades – Vocera de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. / Céd Prof: 11799429 / marianelugo@gmail.com; IG/FB @NutriólogaMarianeLugo

La diabetes es una condición compleja y desafiante que requiere que la persona con diabetes tome decisiones diarias de autocontrol. Ante el diagnóstico médico de diabetes, cada persona tiene su propio tiempo en el proceso de duelo para llegar a la aceptación, esto te ayudará a que puedas tomar acción en tu autocuidado de la mano de tu familia y personal de la salud.

Al acudir con tu profesional de la salud (médico, nutriólogo(a), entre otros), es importante que en conjunto puedan identificar tus necesidades, así como aquellas “barreras” que te dificulten apegarte a tu tratamiento desde diferentes perspectivas; de tal manera que se puedan establecer puntos de intervención en colaboración para superarlas.

Tu profesional de la salud te guiará de una manera informada, clara y humana, no sólo para ti, sino también para las personas que se encuentran en tu entorno. De igual manera, puedes tener una participación activa en el proceso de educación, el autocontrol y la planificación del tratamiento.

Importancia de tener un plan de alimentación saludable 

La alimentación es una de las partes más desafiantes del tratamiento, sobre todo el determinar qué comer. Es necesario que sepas que no existe un patrón de alimentación único, la planificación debe ser individualizada adaptado a tus características.
De acuerdo con la Asociación Americana de Diabetes, se ha observado un impacto de la alimentación en disminuciones de hemoglobina glucosilada de 1.0% y 1.9% en personas con Diabetes Mellitus tipo 1 y 0.3% y 2.0% en personas con Diabetes Mellitus tipo 2 a los 3 – 6 meses.

Tener un plan de alimentación saludable te va a ayudar a prevenir, retrasar o tratar otras complicaciones que se encuentran comúnmente con la diabetes, como hipertensión o enfermedad renal. Tu plan de alimentación debe ir de la mano del tratamiento médico, la actividad física y la educación en diabetes.

¿Cómo iniciarlo? ¿Con quién acudo?

Para iniciar con un plan de alimentación, la persona capacitada para realizarlo es el(la) nutriólogo(a), quien te realizará una valoración para poder diseñarte un plan a tu medida adaptado a tus necesidades, preferencias, costumbres y tratamiento.

Recomendaciones para que esta labor sea más sencilla en familia

La falta de apoyo familiar y social es una causa de tratamiento inconsistente. Desde el diagnóstico de la diabetes, es necesario realizar modificaciones en los hábitos y el modo de vida. Por medio de la colaboración y creación de acuerdos, tu familia podrá adaptarse a esos cambios. Resulta útil incluirlos en la planeación, compra y preparación de alimentos. También es de gran ayuda mantener una adecuada comunicación con tu familia, comunica tus sentimientos, permite que los demás te escuchen y elaboren una lista de las principales necesidades o puntos a trabajar en familia y ordenen la información por importancia y prioridad. Realicen cambios pequeños que a la larga irán sumando hacia los hábitos más saludables.

Referencias:
– Powers MA, Bardsley JK, Cypress M, et al. Diabetes Self-management Education and Support in Adults With Type 2 Diabetes: A Consensus Report of the American Diabetes Association, the Association of Diabetes Care & Education Specialists, the Academy of Nutrition and Dietetics, the American Academy of Family Physicians, the American Academy of PAs, the American

Association of Nurse Practitioners, and the American Pharmacists Association. Diabetes Educ. 2020;46(4):350369.doi:10.1177/0145721720930959
– Asociación Americana de Diabetes. Diabetes Care 2020 Jan; 43 (Suplemento 1): S48 – S65. – Swiaotoniowska N, Kathie Sarzynska K, Szymanska-Chabowska A, Jankowska-Polanska B.The role of education in type 2 diabetes treatment. Diabetes search and clinical practice. 2019; 151: 237–246 – Merodio Z, Rivas V, Martínez A. Percepción del apoyo familiar y dificultades relacionadas con la diabetes en el adulto mayor. Horizonte Sanitario.2015; 14(1):14-20.

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario